febrero 28, 2016 Laura Donada

Huele a madera: Woomo y sus muebles Montessori

Me encantan los niños y las niñas. Sobre todo los míos y por el día, porque por la noche la verdad es que a veces el cariñómetro se resiente un poco, con curva exponencial negativa dependiendo de las veces que se despierten y pongan en juego sus amígdalas llamándome. O bueno, llamando a su padre, que recientemente hemos tenido un cambio de roles y ahora soy yo la que le da el codazo pero la que se da media vuelta y se queda en la cama mientras él resuelve el conflicto. Después de 5 años y medio sin dormir del tirón, me quedo roncando pero súper afligida con el cambio, como os imaginaréis.

El caso es que, desde que nació Manuela (aka Pelotilla) y luego Hugo (aka Pequeño Calamar Gigante), la celulosa ha cambiado nuestra vida en muchos aspectos, tal y como cuenta Carles Capdevila en esta charla tan maravillosa de reírse mucho, que es lo que a mi me gusta. Y este cambio ha conquistado también os recovecos de nuestra empresa, nuestra forma de orientar el negocio o la manera en la que se ha orientado él solito, para variar.

Seguimos haciendo lo mismo, pero es verdad que en los últimos años hemos hecho muchos muebles variopintos para cuartos infantiles. Y es verdad que ahora nuestro Pinterest tiene un tablero específico para pequeñajos que nutro de imágenes con devoción, cuando en otro momento de mi vida, en el que no creía en las bondades milagrosas del colecho y la mitad de la población española aún no conocía mis tetas en persona, quizás lo habría ido haciendo con cuentagotas.

Así que hablaros hoy de Woomo va a ser algo divertido y creo que es un proyecto que os va a gustar. ¡Ajustaos las gafas que nos vamos pa’Almería! Vamos a conocer el proyecto desarrollado por Aquiles Gutiérrez, un diseñador gráfico de formación que al final ha acabado todo el día en madera. Pero sintáis pena alguna por él ni penséis en llevarle un bocadillo envuelto en papel albal, porque tal y como él mismo confiesa “me encanta pringarme”Montó Woomo un poco por casualidad, como suelen ocurrir estas cosas, que en sus inicios estaba orientado al diseño de lámparas. Pero llegó el nacimiento de su sobrino y con él el método Montessori, que extendió sus tentáculos filosóficos hasta su negocio para darle un giro totalmente inesperado.

“Al principio era algo nuevo para todos pero poco a poco nos fuimos familiarizando y conociendo un poco más sobre el tema (…), así que nos lanzamos a la piscina y decidimos realizar materiales y productos enfocados en métodos educativos alternativos, porque además a nuestro parecer es un mobiliario precioso de colores y materiales naturales que otorgan calidez y tranquilidad a una habitación o a un espacio”. Es que lo Montessori, es mucho Montessori.Picapino_carpinteria_ebanisteria_perchero_madera_Montessori_infantil_woomo

Picapino_carpinteria_ebanisteria_apilables_madera_Montessori_infantil_woomoTrabajan la madera con acabados en barnices o pinturas con de base al agua ya que su público objetivo son los niños. Estos aún no manejan ni la VISA ni el Paypal (que todo se andará) pero aunque los compren los adultos, sus diseños van enfocados a ellos y tienen esto de la seguridad muy trillado, para que puedan usarse sin que haya accidentes inesperados.

Picapino_carpinteria_ebanisteria_almacenaje_madera_Montessori_infantil_woomo

Si os han dado unas ganas irrefrenables de comprar cual locos el mobiliario para el cuarto de vuestros hijos e hijas, (bueno, solo la mitad porque la otra mitad nos la compraréis a nosotros, claro), teclead sin miedo www.woomo.es y daos ese gustazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *