Hay otros ahí fuera

enola1 enola2 enola3

Fotos: Énola

¡Es verdad! Los conocí en el Mercado de Motores hace unas temporadas y se me habían olvidado, jajajaja. Esta memoria mía y mi embotellamiento actual me están pasando factura. Así que cuando he visto que Laura, una de las personas pensantes que anda detrás de esta idea, nos dejó un comentario en el blog el otro día, se me encendió la lucecilla y la emoción brilló por su presencia. Y luego la curiosidad hizo el resto.

Me metí en su página. Y caí enamorada. Me metí en su blog. Y caí enamorada otra vez. Y tuve que refacebookear varias cosas super interesantes. Así fue.

Los muebles de estos chicos de Énola los he visto yo con mis ojillos y los he tocado con mis manitas, disfrazada de paseante en su stand del Mercado como si no entendiera nada de madera. Es que soy bastante tímida, que os lo vengo diciendo y no me hacéis caso, y no sabía que habían reparado en nosotros desde el otro día con esto del comentario en el blog. Pero a lo que iba es que están hechos de lujo, que son super bonitos y que me encantan los colores que elijen para las puertas.

Sí, sí, parecen diseños fáciles y eso lo hago yo con la gorra. ¡Y una porra frita! Ponte a ello, ya verás como hay que tener un gusto exquisito, saber de formas y medidas y sobre todo, saber currar la madera pero bien, bien, bien. Nada de chapucerías, así os lo digo. Y luego tener esa imagen de marca, y esa web, y esa tienda y llevar bien ese blog. Todo esto no lo he visto yo de regalo en ninguna caja de Crispies.

Y además me ha encantado porque, tal y como cuentan ellos “nuestro colaborador es un carpintero de toda la vida, un señor que ha vivido años de bonanza del mueble y ahora intenta adaptarse a la nueva situación y a trabajar con nosotros y con nuestro producto, algo peculiar para él. Lo elegimos por su buen hacer, por su larga experiencia y porque creímos que podría ser interesante tanto para él como para nosotros el intercambio de conocimientos entre distintas generaciones“. Si ya me tenían prendadita con las cosas que hacen, con esta filosofía y esta forma de entender el oficio de la carpintería, me han matao.

A sus pies , Sres. Énoleños.

CONTACTO

Cuéntanos tu idea, habla con nosotros, pregúntanos cualquier duda. Estaremos encantados de charlar contigo. Puedes escribirnos un email o rellenar el siguiente formulario.