marzo 11, 2014 picapino

Uno más y ya somos cuatro

Hugo 7 marzo 2014 - 18© Jimena Roquero Photography

Hugo 7 marzo 2014 - 42© Jimena Roquero Photography

Javi y yo hemos estado ausentes durante unos días porque estábamos trayendo al mundo un hijo. No es que haya ocurrido de repente porque de momento no se ha inventado la reproducción humana por esporas, sino que llevaba embarazada 37 semanas y llegó el día de salir de parranda. Efectivamente, ¡los Picapino han aumentado la familia!

Dejadme que me explaye, ya que por una vez era yo la que hacía el trabajo duro mientras Javi me miraba desde su palco de honor, y eso tengo que aprovecharlo. Así que llegó el día y yo decía “joooooooder” y Javi me daba la mano. Y yo paseaba por el pasillo y Javi a mi lado. Y yo “mecagoenlalechejodía” y Javi me decía que respirara. Y “no por favor, otra no” y él ya no sabía qué decir. Y yo “aaaaaaaaaaaaarrrrrggggg” y él ya me miraba asustado. Y luego, cuando grité “epiduraaaaaaaaal en vena, directa al corazón, que venga el anestesista u organizo la matanza de Texas” me calmó y me dijo que ya venía, en un ratito. “¿Cuánto coño es un ratito?. Define ratito si te atreves” y frunció el ceño sabiendo que era imposible enfrentarse con éxito a la cuñada de la hija de Poltergeist, aunque estuviera respirando con la metodología Buda que me río yo si eso pretenden que te quite el dolor.

Así que vino la camillera y me bajaron a ponerme la epidural pero yo di a luz en la camilla y la epidural hizo acto de presencia cuando ya me habían cosido y todo y Hugo descansaba en mis brazos. Y a Javi el evento le pilló en el ascensor bajando desde la planta 2 a la -1, ya que no estaba previsto que diera a luz camino de la cita con mi liberador anestesista sino en un paritorio como toda parturienta normal al cabo de unas horas de habérmela puesto. Pero así son las cosas y llegó a la puerta cuando se oía el llanto de Picapino Jr. y me pilló en un mar de lágrimas de la ilusión y de la vergüenza postparto de haber gritado improperios como una energúmena durante un expulsivo a palo seco en la camilla de urgencias. Creo que los que venían a curarse una brecha debieron flipar un poco con la de la salita de al lado… Salir corriendo con mi bebé en brazos no era opción porque 10 minutos después de parir las piernas se me convirtieron en corcho, con lo que el camino de vuelta a la habitación lo hice sin ningún tipo de dolor ni nada. Muy útil.

Así que ahora mismo estamos un poco adaptándonos a la vida nueva. Sacando todo lo que aún no habíamos sacado del trastero. Flipando. Disfrutando. Lidiando. Durmiendo. Amamantando. Recogiendo. Organizando. Mirando. Observando. Embobándonos. Elucubrando. Cagándonos de miedo. Cagándonos de la ilusión.

Estamos viviendo, disculpen las molestias.

Fotos: Jimena Roquero

Comments (17)

  1. Amayita

    ¡Así se pare jabata! Deseando conocer a Hugo y dar un achuchón al resto de la familia. Ahora toca cuidarse y dejarse cuidar. ¡Enhorabuena picapinos! Un abrazo gordo

  2. Kiko

    Cagarte aún no te has cagado. Cagarte es cuando te des cuenta que 1+1 son 15 y no dos.
    Y que salir a la calle con uno de la mano y el otro en el carrito e intentar comprar es imposible.
    Y que cuando se despierta uno se despierta el otro.
    Y que se pongan los dos malos a la vez.
    Y verles jugar juntos.
    Y reir juntos.
    Y estar abrazando a los dos en el sofá.
    1+1 no son dos…y mejor que sea así.
    A disfrutarlo.

  3. Enhorabuena!!! Un post muy bonito, me has hecho recordar la sensación de inutilidad que tuve al sujetar la mano de Dolors mientras nacía Alexandre.
    Un abrazo-beso a todos de parte de toda la familia

  4. Raquel Belinchón

    Muchas felicidades! Cuando crees que ésto ya no tiene secretos para tí, que ya tienes un Master en parir y criar, llegan estos canijos a recordarnos que siempre van a sorprendernos. Disfrutadlo

  5. RAQUEL

    Bonito y directo como todo lo que escribes. De nuevo, enhorabuena, y a disfrutarlo. Un día de estos te contaré yo los míos, como toda madre cebolleta. Besos.

  6. Qué pasada de post. Precioso. Estoy deseando escuchar la historia en vivo y en directo 🙂 Tu mami lleva nuestro regalito… Espero que pongas la pegatina en el coche 😉 Muchos besos.¡Bienvenido, Hugo!

  7. Enhorabuena preciososos. Ahora lo que tenéis que hacer es llevarlo al Mercado de Motores y ponerle a trabajar como probador. Probador de cuna. Probador de cama. Probador de carrito. Probador de leche…
    Como me gusta ese final enumerando cosas. Yo. También. Soy. De. Enumerar. Cosas.

    Seguir viviendo!!

  8. Enhorabuena y disfruta a tope de vuestros pequeños. En breve, espero estar tan liada-contenta como estáis vosotros ahora (para julio ji ji). Besotes

  9. Aaahora si! Enhorabuena!. Leo tus post con una buena sonrisa. Me encanta cómo te expresas y me ha llegado la carcajada con lo de las piernas de corcho. Disfrutar mucho juntos, achuchale mucho. Un gran abrazo

  10. Pero en qué especie de bujero espacio temporal he estado yo metida, que os dejé siendo tres y ya estais rozando la familia numerosa!!!!! Muchas felicidades! Me despisto más y casi que ya lo teneis escolarizado ^_^ Bienvenido Hugo!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *