octubre 19, 2015 picapino

Cómo he conseguido engancharme a la fotografía

Processed with VSCOcam with s2 preset

He reservado un hueco esta mañana para poner en marcha mi curso autodidacta de fotografía, aprovechando los apuntes del curso de Hello! Blogging que he hecho, en el que nos daba unas lecciones básicas la mismísima Bego de Tea on the moon. ¿Qué os parece el estudio casero que me he montado? ¿Y el modelo?

Processed with VSCOcam with s2 preset

Vale, si pones una superficie blanca en perpendicular a la luz, la foto cambia. Vale, si juegas con la apertura y lo de la ISO, el resultado también cambia. Cambia la foto si te agachas y te tiras al suelo, o si la haces desde arriba, es cierto. Sí, eso también hace que cambie, la verdad. Es verdad que si te pasas un rato para hacer la foto, la cosa cambia. ¡Maldita sea! Tendré que rendirme a vuestra evidencia, amantes de las fotos. Vale, vale, ya sé que lo sabéis todo pero es que… joooooo… es que… ¡soy un churro y esto es peor que partir de cero patatero! Mi punto de partida está en negativo. ¿Cómo remonto yo esto?

Reconozco que yo en esto de la fotografía estoy pez total. Miro la pantalla de la cámara, que ni siquiera es mía, y me da una pereza enorme empezar a familiarizarme con todo eso que pone ahí para poder sacar una imagen medio decente. No sé la vuestra pero la que tengo prestada tiene una pantalla con miles de números y luego la misma cámara en sí misma, tiene bastantes botones poco intuitivos que si tocas, además, aparentemente no hacen nada. Aparentemente, claro.

Pero tengo que ponerme. Tengo que buscar el enganche porque necesito ponerme las pilas con esto y hacerles fotos a nuestros muebles demostrando que molan mucho y no dejando esta interpretación a la buena voluntad de los lectores, que se lo creen a duras penas porque se lo dice una persona de contrastada honestidad como yo y no porque lo vean. No puede ser que saquemos fotos que no llegan ni a parecerse a las que hay en los folletos de tiendas de superchollos que te dejan en los buzones. Por favor, que aquí hay un nivel, Maribel.

Y el caso es que como lo de la técnica se me hace bola, estas semanas he estado practicando eso de la mirada que nos decía Bego en el curso, por sentir que hacía algo y engañarme a mi misma Pero oye, ¡eso sí que me está molando un montón! Ahhh, ¡eso sí que me ha enganchado! Me está encantado mirar de otra forma, intentar ver el mundo con otros ojos y captar momentos que antes se me habrían pasado por alto. Jajaja, me están saliendo fotos divertidas, aunque no alcance el grado técnico que necesito. ¡Esto ya es otra cosa! Claro, me habláis de aperturas y velocidades y yo me muero, pero… de lo divertido que es mirar de otra forma, ¿qué me dices? Jajajaja, ¡estoy enganchada!

Y tú, ¿miras de reojo o con los ojos abiertos?

Fotos: Picapino

Comments (2)

  1. Elena

    Pues mira… yo miro de todo un poco Picapino, aveces de reojo y otras con los ojos abiertos… muy abiertos!!! y te cuento la semana pasada empece un curso de fotografía, es que yo no sabia na de na, así que poco a poco, esto es todo un mundo y supongo que cuando vaya sabiendo algo me fascinara y me dirán …que nivel Maribel!!! (me encanta esa frase en mi familia se dice) jajajaja.

  2. Jajajaja, vamos a dejar al mundo alucinados con nuestras fotos, ya verás. Creo que es perderle el miedo y la pereza y ponerse, sobre todo lo segundo. Y también, al menos en mi caso, cambiar el discurso y dejar de decirme que soy negada para darme una oportunidad. Yes we can!!!
    Lo de la frase, en mi casa, también se dice mucho, jajajajaja.
    Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *